Como amarrar un hombre

El poder de la Magia Blanca para amarrar un hombre.

Desde los inicios existe la hechicería. A causa de la falta de control sobre la naturaleza, el hombre está en constante búsqueda por dominar terrenos desconocidos. En la antigüedad, existieron grandes reyes, hechiceros y sacerdotes que realizaban estas prácticas, los alquimistas y grandes sabios de cierto nivel. Los que empleaban brujería, en ese tiempo los hombres que poseían el conocimiento eran denominados grandes hechiceros.

La magia blanca inicia de ciertos conocimientos y estudios de los astros y las buenas energías, o de cuestiones de la naturaleza y la canalización de las energías del cosmos. El secreto está en la exploración de la mente, de abrir las posibilidades infinitas de nuestra capacidad cerebral, la consciencia para elegir hacer el bien sin perjudicar a los demás, el sanar del cuerpo y la mente, el elevar tu espíritu y ego, con bendiciones divinas y celestiales, a las cuales invocamos rodeándonos de elementos naturales provenientes de la tierra, agua, aire y fuego, o elementos del cosmos que representan cuestiones metafísicas, física cuántica, parapsicología y tarot, conceptos empleados en la brujería o magia blanca.

El atraer personas por deseo o amor, no es cuestión de perturbar el libre albedrío, su decisión sigue siendo el ser libre, y respetando su alma y su espíritu, estos hechizos de amor representan atraer lo positivo, significa una lucha por obtener y que dar amor sincero una energía universal bendecida por los astros, energía para decidir libremente que es lo que quiere, aunque nosotros sepamos que ese alguien fue atraído por nuestros deseo.

Amarres para hombres

Si estamos con nuestra conciencia tranquila y dispuestos a atraer esa persona a nuestra vida con amor puro del corazón, con la disposición de generar bien, cuidar, comprenderle, amar; dedicarle todo a ese amor eterno, es devolver amor al universo, además con ayuda de los astros, devolverán el bien que estamos profesando. Por eso es que al realizar un hechizo o amarre de amor, debemos estar ser conscientes de los que estamos vamos a dar, incluso sacrificar para lograr que el cosmos nos entienda y acepte darnos ese deseo anhelado.